Servidores de alojamiento Hosting compartido servidor VPS

Servidores de alojamiento: ¿Hosting compartido o Servidor VPS?

Una de las preguntas más frecuentes que nos trasladan los clientes a la hora de contratar servidores de alojamiento, suele ser qué les conviene más, un hosting compartido o un servidor VPS.

Motivados por aportar una respuesta detallada, a continuación os detallamos las diferencias, ventajas e inconvenientes de un Hosting Compartido y un Servidor VPS.

¿Hosting compartido o Servidor VPS?

¿Qué es un Hosting Compartido?

Dentro de las tipologías de servidores de alojamiento, un Hosting compartido es una máquina que, como su propio nombre indica, aloja a diferentes clientes. Es decir, el almacenamiento del servidor se divide entre los distintos usuarios que utilicen el plan. Siempre entendiendo que los clientes no pueden nunca acceder a los datos de otros clientes.

Para entenderlo correctamente, utilizaremos una metáfora. El Hosting compartido es como si alquiláramos una habitación dentro de un piso. Es decir, hacemos uso del piso pero nuestro simplemente es una de las habitaciones.

¿Qué es un Servidor VPS?

Al contrario que los Hosting compartidos, los Servidores VPS son servidores de alojamiento privado. Dicho en otras palabras, dentro de un servidor físico se realizan diferentes particiones, de forma que el cliente dispone del espacio exclusivamente para él, sin tener que compartirlo con otros clientes.

Siguiendo con el ejemplo anterior, un Servidor VPS se asemejaría a, dentro de un edificio, cuando alquilamos un piso. El uso y disfrute es del piso, aunque en otros pisos tengas vecinos.

¿Cuáles son las ventajas de un Hosting compartido?

  • No son necesarios los conocimientos técnicos: La gestión de un hosting compartido es sencilla, gracias a que disponen de sencillos e intuitivos paneles de gestión. Así, no es necesario tener conocimientos previos.
  • Escalabilidad: Los planes de los hosting compartidos siempre son escalables, es decir, siempre son susceptibles de aumentar sus prestaciones en caso de que el proyecto crezca y tenga nuevas necesidades.
  • Son más económicos: Por norma general, contratar un hosting compartido siempre supone menor coste que otro tipo de servidores de alojamiento. Además, los costes derivados del mantenimiento del servidor corren a cargo del proveedor.

¿Y cuáles son las desventajas de un Hosting compartido?

  • Recursos limitados: El Hosting compartido supone que recursos como la memoria RAM o la CPU se comparten entre todos los clientes. De forma que, siempre existen unas limitaciones de su capacidad.
  • Software y Hardware: El Hosting compartido es un tipo de servidor de alojamiento que distribuye cuestiones como sus sistema operativo o la OP entre otras cuestiones, con el resto de usuarios alojados en él.
  • Requiere medidas de seguridad: Para asegurar que cualquier fallo o exceso de consumo por parte de otros usuarios no afecte a las cuentas que estén alojadas dentro del mismo Hosting compartido, es necesario aplicar eficaces medidas de seguridad.

¿Cuáles son las ventajas de un Servidor VPS?

  • Personalización: Disponer de servidores de alojamiento VPS colabora a poder instalar todas aquellas aplicaciones que necesitemos y poder personalizarlo, ya que no se comparte el espacio con otros clientes.
  • Más capacidad: Para páginas web o ecommerce con gran cantidad de visitas, los servidores VPS aportan un mejor servicio.
  • Control: La gestión del servidor VPS se realiza a través de paneles de control que dan la posibilidad de crear diferentes niveles de acceso, pudiendo configurar todo dependiendo de las necesidades de cada proyecto.
  • IP Dedicada: Al contrario de lo que ocurría con los Hosting compartidos, contratar un Servidor VPS implica disponer de una IP dedicada y, en el caso de Nubeser, española. Cuestiones que, en definitiva, colaboran a mejorar el Posicionamiento SEO.

¿Y cuáles son las desventajas de un servidor VPS?

  • Precio más elevado: Los servidores VPS suelen tener un precio más alto que los Hosting compartidos, aunque no son en ningún caso el tipo de servidores de alojamiento más caro del mercado.
  • Formación: Para la gestión de un servidor VPS, aunque no es necesario un profundo conocimiento, sí es cierto que requieren una mínima formación.
  • Siguen existiendo algunas limitaciones: Al ser particiones virtuales de un servidor de alojamiento físico, los recursos siempre tendrán un límite.

¿Cuándo contratar un Hosting compartido?

Contratar un hosting compartido es recomendable cuando los proyectos están empezando y consecuentemente, requieren menos capacidades. De la misma forma que los Hosting compartidos son especialmente útiles para empresas que disponen de tan solo una página web o crean numerosas páginas web de poco peso.

¿Cuándo contratar un Servidor VPS?

Para aquellas empresas o particulares que dispongan de páginas web con más de 200 o 300 visitas mensuales o con multitud de subdominios, los servidores de alojamiento VPS son la opción perfecta. Así, también lo son para proyectos cuya previsión de crecimiento sea exponencial desde su fase inicial.

¿Quieres saber más sobre Servidores de alojamiento? ¡Contacta con nosotros!

 


Tu empresa de servidores de alojamiento te recomienda también: